Menú

EL SUEÑO CUMPLIDO DE ANDERSON ORDÓÑEZ

Andersson Ordóñez está viviendo un sueño. Luego de ganarse la titularidad con el equipo de sus amores, el Barcelona Sporting Club de Guayaquil, y conquistar la liga de Ecuador en 2016, el defensa fue contratado por Eintracht Frankfurt en el mercado invernal. ¿Cómo ha sido la adaptación al fútbol alemán para el joven ecuatoriano? Bundesliga en Español visitó al jugador para que nos lo cuente en sus propias palabras.

Ya es mediodía en la cancha alterna del Commerzbank Arena. Los jugadores del Eintracht Frankfurt terminan su entrenamiento del día y se dirigen al vestuario. Varios aficionados esperan en la puerta y se mezclan en el grupo para pedir autógrafos o solo dar palabras de aliento al equipo. La temperatura de 4 grados centígrados no parece ser obstáculo para los hinchas.

“Mi primera reacción cuando llegué fue tratar de ponerme unos 50.000 abrigos por el frío”, bromea Andersson Ordóñez sobre el invierno alemán. La flamante contratación de Las Águilas de Fráncfort no entrenó hoy. Una lesión de rodilla en los primeros días de enero lo ha mantenido alejado del grupo. Sin embargo, el defensa luce su uniforme completo con el número 29 en la espalda mientras camina por los pasillos del estadio. Es día de atención a los medios y el jugador debe cumplir con varias responsabilidades de promoción.

La llegada

Marco Russ, capitán del equipo, modela para las cámaras en diversas poses. Ordóñez espera con paciencia su turno y se acaricia levemente la rodilla. No necesita muletas ni vendajes especiales, pero las molestias son suficientes para impedirle entrenar y provocarle dolor de vez en cuando. “Yo creo que es por el frío”, explica.

Ordóñez fichó por el Eintracht Frankfurt en diciembre de 2016, al poco tiempo de proclamarse campeón en su país. Casi inmediatamente después de su presentación, el club se dirigió a los Emiratos Árabes para preparar la segunda vuelta de la temporada y el ecuatoriano aprovechó la experiencia para conocer a sus nuevos compañeros.

El idioma le ha facilitado el contacto con los otros hispanohablantes del grupo y de momento el español Jesús Vallejo, también defensa, es con quien más ha podido compartir. “Él me ayuda a entender mejor qué es lo que piden los entrenadores y es con quien más he conversado”, confiesa. El defensa argentino David Abraham es, según Ordóñez, “una gran persona, y ni se diga como jugador”. Ahora es el turno del ecuatoriano para posar frente a la cámara.

“Hola, hablo un poquito de español”, se presenta el fotógrafo. El defensa responde con una expresión tan alemana como la cerveza y las salchichas: “Super”, con “a” en vez de “er”.

SU NUEVA VIDA

Luego de las fotos, nos dan unos minutos para charlar con el ecuatoriano más a gusto sobre su día a día. Ordóñez vive solo en un departamento, pero dice no tener problemas al respecto ya que él mismo cocina su comida. ¿Su plato favorito? “Todo lo que sea comida ecuatoriana”. A pesar de que el club le provee un traductor, el defensa no se conforma y demuestra su compromiso para triunfar en la Bundesliga aprendiendo alemán. Su rutina diaria se reparte entre la terapia física y las clases. “Es un idioma complicado”, se sincera.

Ordóñez ha seguido de cerca la carrera de Mats Hummels, a quien considera el mejor defensa de la Bundesliga. Muy pronto podrían enfrentarse en la cancha, pero el ecuatoriano mantiene sus expectativas bajo control, pues explica que estos meses son para él y para el club un periodo de ajuste. La próxima temporada, cuando se espera su plena integración a la zaga de Las Águilas, el club podría jugar la Champions League a cuenta de la gran temporada que está realizando. “Ese es el objetivo de mis compañeros, esperemos que se de”, dice calmado.

Los minutos se agotan y el jugador debe volver a sus compromisos. Primero a grabar frente a una pantalla verde toda clase de mensajes en diferentes idiomas para usar en material de promoción. A pesar de no dominar el inglés, Ordóñez navega con aplomo las instrucciones del director. En la última toma, el defensa debe mirar a la cámara y decir enérgicamente “¡vine a triunfar!”. El primer intento sale a la perfección, Ordóñez no necesita actuar para dejar claro a qué vino.

Entrevista tomada de: Bundesliga en Español.

TABLA DE POSICIONES

GOLEADORES

Búscanos en Facebook